lunes, 3 de octubre de 2016

Amores scraperos

¡Hola abejita! 

Hace unos días se cumplió un año desde que Una abeja en mi gaveta salió a la luz y reconozco que no me ha dado tiempo de preparar nada para devolverte el regalo tan hermoso que me has hecho y es el de haberme ayudado a crecer, a ilusionarme con tus visitas y comentarios, el poder conocer a tanas abejitas maravillosas como tú. Gracias por ser parte de esto... Hoy no traigo sorteos (aunque puede que no tarde mucho en organizar uno) pero como ya hemos entrado en confianza, quiero compartir contigo algo que me ha estado pasando y que escribí la otra noche. Me da un poco de vergüenza pero sé que tú mejor que nadie me entenderás...

Ha pasado sin querer… y eso que me habían advertido de que podría caer en sus redes de Baker´s Twine pero me dije… “no te preocupes, un poco de tonteo no implica nada…”… y aquí estoy, hablándote de él como una tonta.

Todo empezó hace casi dos años (vaya… cómo pasa el tiempo…). Era uno de esos momentos en la vida que notas que te falta algo, no sabes qué, pero te apetece que algo suceda. Entrando en Facebook,  la única red social que frecuentaba (muy poco, pero al menos recordaba la contraseña) encontré un grupo que me gustó. Hablaba de muchos temas pero su nombre se mencionaba con frecuencia…

¿Quién será? ¿Cómo será? ¿Qué tiene que gusta tanto? La curiosidad me pudo y fui a uno de los lugares donde me aseguraron que lo encontraría.. una papelería. No sé qué pasó pero mi corazón dio un vuelco cuando lo vi. Tímidamente lo seguía entre las estanterías repletas de papeles, tintas y washi tapes…. Me gustaba todo lo que veía.. ¡lo adoraba! Esa visita no hizo más que aumentar mi curiosidad. Sé que yo también le gusté, todo eran señales e indirectas que me lanzaba para que me lo llevara a casa y no… en la primera cita no podía tomar ese tipo de decisiones. 

En esa misma tienda las dependientas (aunque diría que eran celestinas) me dijeron que organizaban encuentros (aunque lo llamaban talleres) para darnos la oportunidad de seguir conociéndonos. No me pareció mala idea. Ahí es cuando me hicieron esa advertencia pero no hice caso. Era tan divertido, lo pasamos tan bien ese rato que no pensé en nada más. Terminé el taller y cada uno siguió su camino. Y pasó el tiempo.

Vale, no te negaré que a veces pensaba en él, incluso nos vimos un par de veces. Cuando pasaba por una tienda, siempre papelerías, lo veía desde el escaparate. A veces nos saludábamos tímidamente separados por el cristal, a veces yo entraba y a veces él salía… pero cada uno tenía su vida. Quizás no era nuestro momento. Y siguió pasando el tiempo.

Como no intercambiamos nuestros números de teléfono no podía llamarlo ni él a mí. Pero tenía ganas de verlo ¿Qué hice? Recurrí nuevamente a la red social para encontrarlo. Dí con otro grupo donde ya nos fuimos conociendo en profundidad.

 
Sus visitas a casa se volvieron frecuentes. Hablábamos hasta muy tarde y, cuando se iba, me daba cuenta que siempre se dejaba algo. Un washi tape, unos enamel dots… no le di importancia, sinceramente.

Mi familia, amigas y amigos lo fueron conociendo. Tarea complicada que pronunciaran bien su nombre… Incluso a mí me resulta complicado seguirle la conversación con tanta palabra inglesa pero se hace entender ;). Ante ellas/os me hacía la dura, dando a entender que era algo esporádico, sin compromisos. Pensándolo ahora, creo que hablaba de él más de la cuenta. Sentía que quizás no todo el mundo comprendía esta relación… Vale, quizás nuestras citas no contemplan ir al cine o a la playa pero estoy conociendo personas increíblemente maravillosas con una relación similar.

Poco amante de hablar de mi vida privada, publico en varias redes sociales todo lo que hacemos juntos en cada cita. Incluso publico esta carta donde expreso tantos sentimientos… Quién me ha visto y quién me ve.

A veces nuestra relación es complicada. Yo no lo entiendo y él tiene tantas facetas, tantas caras… No siempre sabemos cómo sacar lo mejor de nosotros. Afortunadamente hay mil vídeos y páginas de personas expertas y generosas con consejos para mejorar nuestra relación y llevarla a otro nivel. Parece ser que nuestra relación no es la única… No me extraña.


El caso es que desde hace un año estoy viendo que mi vida va cambiando, noto que ha dado un paso más en todo esto. Creo que se ha venido a vivir a casa. Sí. Cada vez hay más cosas suyas por casa, por TODA la casa. Y no sé por qué pero no hay nada en su sitio. Creí que era más ordenado cuando lo veía en la tienda (aclaro, papelería) pero siempre pasa igual… todo se vuelve un caos… pero ¿sabes? No me importa.. yo también tengo mi parte de responsabilidad y es que no dejo de revolver entre sus cosas (con su permiso, claro).  Estoy viendo también que es muuuuuy coqueto (no sabía que existían tantos complementos para estar así de guapo). El lado positivo es que siempre me sorprende; un día puede vestirse lleno de color y al día siguiente ser más neutro.

Lo reconozco; me divierto mucho con él, es fantástico compartir nuestra relación con personas de tantos lugares y con un corazón tan grande, gritar a los cuatro vientos cómo nos va (vía Facebook, Instagram, Pinterest, Google+, Blogger… por supuesto). Pero, vamos, sigo convencida de que esto es un coqueteo, un amor de verano, que estas mariposas troqueladas se irán, que lo dejo cuando quiera… ¿No?

27 comentarios:

  1. Ahora mismo me vienen a la cabeza cuatrocientas preguntas, (no creas que soy cotilla....o quiza si ;D), pero me contendre hasta que des algo mas de info jajaja, yo no he leido nada previamente que me orientase cuando me preguntaba "y Melissa??? en que proyecto nuevo andara???", algo me he estado perdiendo, seguro.
    Recapitulando, Enhorabuena!!!!! que seas muy feliz!!!
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Carol! Realmente esta temporada no he parado mucho por el blog, en parte preparando las entradas para Anita y su mundo y en parte porque adoro el verano y apenas estoy en casa.... pero tengo varias cositas (casi) preparadas para ir publicando, espero que les guste. Muchas gracias por tus palabras guapa. Besos!

      Eliminar
    2. Hola Melissa! otra vez, ven a mi blog cuando puedas.
      http://lebilulasdecolores.blogspot.com.es/2016/10/premio-sisterhood-of-world-bloggers.html

      Eliminar
  2. Ay muy bueno tu post, me has tenido enganchada hasta el final y no creo que sea esporádico, esas mariposas se irán multiplicando, besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajja... ¿tú crees Jauni? Pues como se multipliquen con la misma velocidad que se multiplican sus cosas en casa, tendré que mudarme para seguir con nuestro "romance" besos guapa. Me alegra que te haya gustado.

      Eliminar
  3. ¡¡¡Melissa, que estupendo relato!!!
    Acabo de terminar de leerlo y no se me borra la sonrisa de la cara mientras escribo este comentario.
    Me encanta como lo describes, y me da a mí que este "romance" no es pasajero.
    Un beso y gracias por compartir esta historia :)
    ¡Ah! Y muchas felicidades por el primer aniversario de tu blog, espero y deseo que cumpla muchos más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Myriam!! Tono un honor que te guste mi relato, con la de historias preciosas que escribes tú. Muchas gracias por tu felicitación. Si hace una año me hubieran dicho que este proyecto seguiría adelante y con este apoyo tan bonito de todas las que pasan por aquí, no lo hubiera creído. Besos!!

      Eliminar
  4. Melissa!!!. Me tiene enamorada tu manera de de expresarte, no podía gustarme más todo, absolutamente todo lo que cuentas en este post. ������

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Eva!!!! Vaya, qué palabras tan bonitas, Fue algo que me apetecía escribir, algo distinto, Lo pasé tan bien haciéndolo que no descarto preparar alguna nueva historia en un futuro. Espero que les guste la idea. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  5. Melissa!!!. Me tiene enamorada tu manera de de expresarte, no podía gustarme más todo, absolutamente todo lo que cuentas en este post. ������

    ResponderEliminar
  6. Ay, por favorrrr... me veo reflejada en cada palabra, jajaja... No he podido evitar soltar una carcajada cuando has dicho lo de que "cada vez hay más cosas suyas por la casa", jajajaja... Buenísimo! Me ha encantado todo el relato!!
    Por cierto, feliz cumpleblog! :-D
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Mil gracias Dolors! Y la de veces que he salido de casa con algún trozo de washi tape pegado a la ropa y sin darme cuenta.... jajajja.. Me alegra saber que te ha gustado y que te hayas sentido identificada. Gracias por acompañarme en este proyecto. Besos!!!

      Eliminar
  7. Melissa, un relato dulce y precioso. Me ha encantado!!!!
    No te sientas sola, porque esta relación es la que hemos tenido muchas de nosotras... JIjijiji!!!
    Un besazo enorme!!!! Muac!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que te guste Sonia! Muchas gracias. Sí... gracias a comentarios como el tuyo sé que no estoy sola... todas caemos! Besos guapa!

      Eliminar
  8. Qué genial! No lo hubiera podido expresar mejor... Me recuerda tanto a cuando yo me enamoré... Me da que lo vuestro tampoco va a ser nada exporádico y que la cosa va en serio. A lo de tener cosas de él por toda la casa, te irás acostumbrando ;) Y felicidades por tu cumpleblog, ya tienes una seguidora más. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Mar! Ya veo que tú también tienes "compañero de piso". Y sí, parece que estoy va para adelante... vamos a ver cómo termina la cosa. Muchísimas gracias por tu visita. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  9. Genial tú relato, me ha encantado.
    Y no es por desilusionarte, pero yo no me fiaría de él, sé de buena tinta Distress, que va por ahí estampando su sello en toda chica creativa que se deja troquelar. Jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajjajajaja... Qué bueno Carmen!! Se me ha escapado alguna lagrimita, no sé si es por la risa que me dióó por la genialidad de tu comentario o de tristeza por saber que cuando volvía a casa con el cuello manchado de versafine no me equivocaba en mis sospechas jajajja.. De verdad, vaya comentario ingeniosos, me hizo mucha gracias. Besos!!!

      Eliminar
    2. jajajajajajaja... qué grande eres, Carmen!!

      Eliminar
  10. Un relato fantástico con ese punto de complicidad que sólo quien está enamorado de él comprende. Me ha encantado. Felicidades por tu blog y seguro que váis a vivir muchos momentos juntos, él es así, cómo decía Bosé: te atrapa muy dulcemente...
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Luz! Qué palabras tan bonitas! Me alegra saber que te ha gustado y espero seguir viéndote por aquí para contarte cómo nos va ;) Un abrazo!

      Eliminar
  11. Un relato fantástico con ese punto de complicidad que sólo quien está enamorado de él comprende. Me ha encantado. Felicidades por tu blog y seguro que váis a vivir muchos momentos juntos, él es así, cómo decía Bosé: te atrapa muy dulcemente...
    Besicos

    ResponderEliminar
  12. ¡¡¡Pero que bien lo has descrito!!! Me ha gustado muchisisimo querida abejita, y como ya te comente por IG estoy segura de que todas nos sentiremos un poquito identificadas porque al final siempre hay algo en común...Espero que este amor dure por muchos años ya que tus trabajos no pueden ser más bonitos, tan alegres y frescos ¡¡¡maravillosos!!! Muchos besitos :***

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay... pero qué bonita eres Sheila! Este "amor" solo me ha traído cosas buenas como es conocer personas tan maravillosas como tú... quizás por eso también suelo tender a llenar de colores mis proyectos, porque aquí me dan mucha vida. Besos guapa!

      Eliminar
  13. Que bonito relato Melissa, y la forma de contarlo realmente tierna!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Damaris... tú que me lees con buenos ojos ;) Me apetecía mucho escribir y esto fue lo que salió.. y estoy muy contenta de que haya gustado. Gracias por pasarte por aquí . Besos!!

      Eliminar